jueves, 25 de junio de 2009

Viaducto de Millau


Hoy vamos a hablar de uno de los mayores proyectos de la ingeniería: el puente más alto del mundo. Se trata del Viaducto de Millau, situado en Aveyron, Francia, construido entre 2001 y 2004.
Para dar una visión general de sus características, el viaducto en cuestión tiene una longitud de 2.460 metros, una altura máxima de 343 (la torre Eiffel mide 300 metros, por dar una comparación) con una altura media de tablero de 270m. Se utilizaron 127.000 m³ de hormigón para su construcción, con un peso total de la estructura de 290.000 toneladas. Consta de siete pilares (que van desde los 70m el más bajo, pilar 7, a 336m el más alto, pilar 2)

Este gigante de la construcción fue diseñado por el ingeniero francés Michel Virlogeux en su estructura y por el equipo Foster&Partners en cuanto a la forma. También participó la famosa empresa Eiffel y un grupo de ingenieros españoles.

Cabe señalar que la autopista tiene una leve pendiente descendente y una ligera curvatura de 20km de radio. Los pilares son de sección variable, mayor en la base menor en su parte superior.

Es cierto que es una obra de gran envergadura, pero hay una característica que lo hace todavía más interesante si cabe: Su proceso de construcción.

Una vez levantados los pilares, para colocar el tablero se utilizó una técnica cuanto menos curiosa: deslizarlo desde los bordes hasta su posición. El tablero estaba dividido en dos partes, cada una avanzando desde un extremo para encontrarse en medio del puente. Teniendo en cuenta que el peso de dicho tablero es de aproximadamente 35.000 toneladas, es obvio que habría que recurrir a nuestra amiga la hidráulica: se usaron 64 robots, cuatro en cada pilar, que realizaban el movimiento del tablero en 4 fases: Levantar el tablero, “empujarlo”, descender y volver a colocarse en la posición inicial. En cada maniobra el tablero avanzada aproximadamente medio metro. Esto se debe también a que, por la zona y la altura del puente, no se pudiesen usar grúas debido al fuerte viento que podría comprometer una estructura de acero tan alta.

En este interesante procedimiento, se debían tener en cuenta ciertos detalles. Por ejemplo, era fundamental que todos los brazos hidráulicos estuviesen perfectamente coordinados, pues si no fuesen absolutamente sincronizados, con las fuerzas tan grandes que se producirían, podrían llegar a doblar el pilar. Para controlar que esto no ocurriese, un rayo láser por dentro del pilar marcaba la posición de este, y si se doblaba más de lo debido, se pararía el sistema.

Una vez llegados al punto en el que las dos partes del tablero quedasen a menos de un metro, se pararon los brazos hidráulicos, y se hicieron funcionar sin hacer ciclos completos, si no pequeños avances hasta que estuvieran tocándose. Además, había que asegurar que ambas partes se acoplaban perfectamente, sin desvíos ni desniveles. Después de esto, quedaba mucho trabajo de soldadores para unir definitivamente las dos partes.

Esta obra tiene otras curiosidades, como el método de colocación de la parte superior de los pilares, donde se sustentan los cables para atirantarlo. Todo esto lo podéis ver en el documental “Megaconstrucciones” que está disponible en Youtube (5 partes de 10 minutos aprox.)

Como curiosidad adicional: ¿Es un viaducto o un puente? ¿Qué diferencia hay entre un viaducto y un puente? A ver si alguien sabe contestarla.

Fuentes: Wikipedia, Documental “Megaconstrucciones”, Otras fuentes.

2 comentarios:

  1. Nunca tube verdaderamente clara la diferencia entre puente y viaducto aunque supongo que el viaducto es simplemente por comodidad para hacer la carretera o via ferrea y el puente ademas de ser tambien para peatones es necesario para salvar ciertos accidentes geograficos no¿?

    ResponderEliminar
  2. me mola, esta tarde en cuanto tenga un rato vere el documental xD

    ResponderEliminar